Pasillos de la memoria en Teopanzolco



Desde 1997, Betsabeé Romero ha realizado trabajo de investigación y producción de altares contemporáneos que honran una tradición que sigue viva y que, por su contenido social, propicia encuentros, no solo con nuestras tradiciones, sino con la propia comunidad.





¨Intervenir un sitio arquitectónico contemporáneo como el CCT, que dialoga con un sitio ceremonial prehispánico, permite extender la comunicación de forma participativa, con instalaciones, no solo contemplativas, sino transitables”. Betsabeé Romero

Algunos de los elementos tradicionales que integran esta monumental propuesta artística para Morelos, están enmarcados en más de dos kilómetros de flores de cempasúchil, que intervienen la totalidad del vestíbulo principal del CCT.


Pasillos de la memoria es una reflexión continua sobre las desapariciones en México. Sobre aquellos que no están, una flor para cada uno.

…flores que crecen y toman por asalto el concreto y sus balcones,
Que se yerguen rebeldes y afectuosas,
escalando hasta el ático de una noble arquitectura,
Con lazos floridos que iluminan lo que se unió a la sombra
de frondosas culturas de ese largo encuentro entre América y un Antiguo Continente… BR

Según la artista la ofrenda hace un contraste con los elementos básicos de las ofrendas como el pan, velas y agua, pero al mismo tiempo hace referencia a la problemática nutricional que aún se vive en el país.

“Entendí lo que es una tradición viva, que reúne a la comunidad, que le da sentido a las familias, que aborda la memoria colectiva y por eso me ha interesado desde el arte contemporáneo resignificarla con algún elemento que pudiera aportar”, explica Romero.

Betsabeé Romero es una artista visual mexicana. Su lenguaje artístico comprende instalaciones, arte objeto, intervenciones y videos; su estilo mezcla el arte contemporáneo con el arte popular.



 


En México, el registro de uso y manejo de esta planta (cempasúshil) data de antes de la conquista. El Códice Florentino (tomo 111) indica que el cempoalxóchitl podía crecer espontáneo o ser sembrado en los huertos. Los había de flores grandes y hermosas (dobles), llamadas hembras cempoalxóchitl, y otros más pequeños y menos hermosos (simples), el macho cempoalxóchitl; asimismo, se refiere a otras más pequeñas que las anteriores, pero muy amarillas y olorosas llamadas macuilxóchitl (cinco flores).

Aquí significado del altar de muertos