El entorno cotidiano reproducido al infinito




Los libros tienen distintas maneras de llegar a mi casa. Siempre están las muy bienvenidas recomendaciones, los más buscados, los másrecordados y aquellos que se van abriendo camino de formasmisteriosas.

Uno llegó en la lista de lectura de bachillerato de uno de mis hijos, el otro en una lista de lecturas de verano. Ambos ‘recomendados’ para gente joven. Ambos me remitieron a la nueva narrativa de la generaciónque llaman millennial. No solo escrita por la generación sino para ellos.

Ambos me encantaron por el disfrute de una lectura sin aspavientos. A veces se nos olvida que la literatura puede ser eso, disfrute. Decidí leerlos sin saber nada de las autoras para que solo la trama me atrapara. Los terminé casi de una sentada. Terminados ahora sí me pusea la tarea de conocer todo sobre los libros.

Lo primero que me llamó la atención, al investigar, fue la gran cantidad de lectores que publican reseñas en las redes. Todo el mundo tiene una opinión y la hace saber nada más cierra la última página del libro. Incluso las reseñas van haciendo hilos paralelos a los libros. Se va haciendo una novela sobre la novela. El entorno cotidiano reproducido alinfinito.


Gente Normal


Así me enteré que, a la autora de Gente Normal, Sally Rooney, la llaman “la Salinger de la generación Snapchat". Otros se refieren a ella como la Jane Austen del proletariado. Nombres demasiado grandes para unaautora de 27 años.

¿Autoficción? Otra palabra grande. Novela personal,quizá sí. Narrada de forma lineal, lo curioso es que durante la novela no pasa demasiado. Casi nada. Una historia contada un millón de veces. Aun así, la cotidianidad de la trama atrapa. No es que Rooney hiciera leer a los millennials, es que los retrató perfectamente.


We Are AllCompletely Besides Ourselves


El otro libro del que quiero hablar Fuera de Quicio (We Are AllCompletely Besides Ourselves) de Karen Joy Fowler. Es una novela sobrela familia, el activismo. Más bien el activismo animalista. La relación quetenemos hoy con el entorno que nos rodea y cómo podemos sobrevivir ala tragicomedia que es la vida. Puede ser, como leí en varias reseñas, unthriller psicológico, pero también un ensayo científico. 

Un híbrido, seguro. ¿Pero no es eso lo que nos encanta de la literaturacontemporánea?"Una historia inspiradora que apela a la dignidad de los animales como reflejo de la dignidad de las personas. Una novela maravillosamente 
entretenida sobre las extrañas formas del amor, la familia y la nostalgia."Dos libros para sentarse con una taza de café y pasar de la tarde a la madrugada.

Millenials


Hablando de millennials y sus hábitos lectores (datos duros)Un estudio a nivel mundial llegó a la conclusión de que los millennials leen más que sus padres. De hecho, leen más que cualquier otro grupode edad. Son más propensos que cualquier otro grupo a visitar bibliotecas públicas. Contrariamente a la creencia popular, ellosprefieren los libros impresos a los digitales.

En México IAB y Nielsen, detallan que dentro del grupo el 49% de sus encuestados señalaron su gusto por la lectura tradicional de libros y sólo27% acude a plataformas digitales para esta actividad, mientras quepara 11% es indistinto.




Relatos:


- Abuelo, ¿cómo conociste a mi abuela?

El abuelo con un paquete de Faros en la mano y un cigarro en la boca me responde – en su casa, allá junto al río–.

https://apapachogallery.net/Relato-Date-una-vueltecita-a-casa-de-Cenobio




Pues bien… en el siglo XIX con todo el sentimiento, del romanticismo, las damas de buena cuna, dirían algunos, un poco cursis, otros, tenían un "álbum' donde admiradores dejaban desde poemas, declaraciones de amor hasta pequeños recuerdos para sus amadas.

Así, la famosa y bastante vituperada Rosario de la Peña en su álbum contó con aquel poema con el que Acuña dijo adiós a la vida.

https://apapachogallery.net/El-album-de-Rosario-de-la-Pena