Hotel Huayacán

Arquitectura, naturaleza y materiales








Alfredo Cano fundó el despacho T3arc – Taller de arte y arquitectura en el 2005, después de estudiar arquitectura en la Universidad de las Américas Puebla y obtener la maestría en la UPC de Barcelona.

El despacho se ha encargado de diversos proyectos: desde casas familiares, principalmente en Cuernavaca, hasta el Tubohotel, en Tepoztlán, construido con tuberías recicladas. Platicamos con el arquitecto sobre su visión y su último proyecto en Cuernavaca, el Hotel Huayacán.

“La realidad de nuestros encargos hasta el momento nos ha permitido explorar con diferentes materiales y sistemas estructurales y constructivos; nos interesa generar una arquitectura responsable con el medio ambiente, pero también que modifique la percepción del usuario hacia un lugar diferente.  Aunque no compartimos formalismos actuales, nos interesan los arquitectos que exploran nuevos sistemas y tecnologías. Pienso que en mi generación hay muchas corrientes a la mano, pero siempre ha sido la más simple en la que encontramos mayor verdad”.







Influencias...

Son muchas, y con el paso del tiempo hemos ido integrando más. En principio, nos llama mucho la atención el modernismo, donde a partir de esquemas claros y lineales, estructuras ortogonales y con una lógica clara se logran espacios especiales con poco esfuerzo, poca ornamentación y una fuerte claridad funcional. Los grandes arquitectos siempre son guía y base de nuestro trabajo, pero tenemos especial interés en el modernismo brasileño, portugués y español. El carácter y claridad de la arquitectura mexicana del siglo XX siempre están presentes, y para mí es un reto continuar ese diálogo.

¿Arquitectura funcional o estética?

Pienso que van de la mano en todo momento. La arquitectura es un lugar, no una cosa. Lugares que funcionan y a la vez transforman la experiencia entre exterior e interior y su relación con espacios adyacentes. Conseguirlo no es sencillo y estamos en el camino; pero siempre alertas a hacerlo mejor, con más claridad y sentido; a que siempre haya la oportunidad de crear una experiencia, de crear un lugar agradable o con una intención determinada.

¿Qué papel juegan los materiales a la hora de diseñar un proyecto?

En principio el material es sólo la piel, y debemos preocuparnos por el espacio. Cuando éste logra la claridad, entonces el material es Arquitectura, naturaleza y materiales un elemento más que da carácter y permite las exigencias para lograr el espacio necesario. Gracias a un material u otro, podremos cumplir lo que el espacio necesita. El material más importante es la luz y conseguir que ésta modele el espacio es un gran reto.

¿De qué manera aprovechan las características de un terreno para cada proyecto?

Generalmente el terreno nos indica cómo resolver el encargo. Ya sea por su orientación, su topografía, el paisaje, el contexto o las construcciones que contenga. El terreno ya presenta las condiciones que regirán a la obra y su emplazamiento.






Arquitectura… arte, oficio….

La arquitectura es obra, es una construcción física pero siempre abierta a la interpretación abstracta del arte. El oficio del arquitecto está profundamente ligado al arte. Lograr en algún momento ser un experto en tu oficio permitirá añadir una expresión artística al mismo; mientras que conseguir, a través de libertades artísticas, la exploración de tu oficio, te podrá acercar más a ser un experto.




El último proyecto, Huayacán…

El diseño del hotel surge de la topografía, el paisaje y de antiguas plataformas de granjas dentro del terreno que invitaban a construir sobre ellas, dándonos la oportunidad de localizar los edificios en forma de una escuadra, envolviendo la zona de la alberca. Son cinco volúmenes de piedra separados a través de patios que nos permitirán disfrutar del espacio abierto. La piedra es un material propio del lugar, y su nobleza permite integrar el edifico al paisaje. La combinación entre concreto y piedra hacen referencia a arquitecturas mexicanas donde la imperfección es un material más. Se accede al vestíbulo a través de un angosto pasillo bajo una marquesina de concreto. El acceso está enmarcado por tres Huayacanes que pertenecían al lugar; florean en marzo y son parte fundamental del proyecto junto con una diversa vegetación en su mayoría endémica; Cazahuates, Jacarandas, Amates amarillos, entre otros. Utilizamos piedra de la región en todas las paredes exteriores tratando de hacer que nuestro edificio quepa silenciosamente en el sitio.

https://huayacan.com/hotelhuayacan